15 Ene 15

Túnel del Canal de la Mancha o Eurotúnel: gigante de concreto

3 Comentarios »
Promedio de valoración
    3.60 / 5 (5 votos)
Tiempo de lectura 6 min

El Túnel del Canal de la Mancha es considerado una de las 7 maravillas del mundo moderno de la ingeniería. Esta obra de infraestructura encargada de conectar a Francia y Reino Unido tiene dos variantes: Euroestar para pasajeros y Shuttle para el transporte de vehículos (camiones, automóviles y motocicletas). Actualmente es el túnel submarino más largo del mundo, con una longitud de 39 km.

Financiado por inversionistas privados, el proyecto que duró 7 años tuvo un costo de 15.000 millones de euros. El proceso de excavación inició simultáneamente en cada país en diciembre de 1987. Tanto el equipo británico como el francés, estaba conformado por aproximadamente 4.000 trabajadores cuyo objetivo era llegar primero a la mitad del canal. El proyecto requería la excavación de tres túneles, dos ferroviarios (túneles principales) y un túnel central de servicios. Adicionalmente tiene 245 pasarelas que sirven como salidas de emergencia en caso de cualquier incidente dentro de uno de los túneles.

Mientras se excavaban los 153 km de túnel submarino, se debía garantizar que la estructura fuera capaz de soportar la presión generada por los 100 metros de agua que se encontraban encima y por el peso del lecho rocoso del fondo del océano.

Para el proyecto se emplearon modernas tuneladoras, las cuales medían aproximadamente 200 m de largo y pesaban 1.100 toneladas. A medida que la tuneladora avanzaba en la excavación, el material excavado se iba trasladando hasta la parte de atrás donde era transportado por trenes hasta la salida; por otra parte un brazo hidráulico de la tuneladora iba instalando los bloques de concreto prefabricado que formaban la estructura principal de soporte. Todos los días cientos de bloques prefabricados de concreto eran transportados en tren y barco. El concreto usado para la construcción de estos elementos fue diseñado con una mezcla especial, la cual incluía granito y garantizaba mayor resistencia que la obtenida en concreto para los reactores nucleares.

En total 12 tuneladoras francesas y británicas trabajaron 24 horas 7 días a la semana. Cada máquina costó alrededor de 15 millones de euros y una vez finalizado el proyecto fueron consideradas chatarra ya que habían sido diseñadas exclusivamente para esa obra. Las tuneladoras británicas eran las de mayor potencia y velocidad, podían avanzar hasta 75 metros y excavar 36 mil toneladas de roca al día. Las máquinas francesas eran 25% más lentas respecto a las británicas, pero tenían la ventaja que los cabezales de corte le permitían avanzar con seguridad en cualquier situación y terreno.

Parte de una de las tuneladoras usada en la construcción del Túnel del Canal de la Mancha. Crédito: Flickr – Toby Bradbury

Parte de una de las tuneladoras usada en la construcción del Túnel del Canal de la Mancha.
Crédito: Flickr – Toby Bradbury

Mientras avanzaba la construcción, una de las mayores preocupaciones de los ingenieros era el punto de encuentro de los túneles. Esta operación tenía un margen de error mínimo, y una desviación de más de 2 m pondría en peligro no solo la estructura, sino todo el proyecto.

Ya que este trazado era imposible de realizar con las técnicas tradicionales de topografía, los topógrafos recurrieron a la geología. Los geofísicos concluyeron que la roca ideal para seguir el trazado del túnel era la “tira azul”, si cada tuneladora seguía el trayecto buscando el estrato de la tira azul no habría riesgo que existiera desvío.

Las tuneladoras estaban provistas de rayos láser que eran emitidos hacia el punto de partida de la excavación. De esta forma tendrían la ubicación y el trayecto de toda la ruta. Esta información era comparada con las coordenadas de los topógrafos con el fin de controlar el movimiento y la excavación. Si la tuneladora encontraba diferencias entre la información del láser y los datos topográficos, el sistema informaba al conductor de los cambios y correcciones que debía hacer en el trayecto.

Interior del Shuttle, destinado para el transporte de vehículos. Crédito: Flickr – Adam Foster

Interior del Shuttle, destinado para el transporte de vehículos.
Crédito: Flickr – Adam Foster

Para el año de 1990 el proceso de avance del túnel ponía a prueba la producción y almacenamiento de bloques prefabricados de concreto. Debido a que la costa británica contaba con poco espacio para el almacenamiento de los bloques de concreto, se vertieron 18 millones de toneladas de material excavado al mar para así aumentar la superficie disponible, con lo cual no solo quedó resuelto el problema sino que Gran Bretaña creció 36 Ha.

Cuando se encontraron los túneles, la desviación fue tan solo de 35 cm. Dado que las tuneladoras se encontraron frente a frente en la mitad del túnel, era necesario sacrificar una de las dos máquinas. La tuneladora británica fue enterrada 100 m por debajo del túnel, de esta forma aunque los británicos llegaron primero a la mitad del canal, el primer vehículo en cruzar el túnel fue uno francés. En los meses que siguieron se abrieron los otros túneles y los trabajadores excavaron cientos de pasadizos cada 100 m. Para mayo de 1991 la totalidad del túnel estaba excavado.

Una vez terminada la excavación, llegaron nuevos trabajadores al proyecto, los cuales serían los encargados de ejecutar las obras de infraestructura. Se construyeron dos terminales de tren a cada lado del canal, al mismo tiempo que se avanzaba en la instalación de 195 km de vía férrea. También se instaló el sistema de refrigeración del túnel y se fabricaron los nuevos trenes que serían los encargados del transporte.

El 6 de mayo de 1994 y después de 1 año de retraso se inauguró el túnel del Canal de la Mancha, pero solo 6 meses después se pudo iniciar el traslado de personas y vehículos pequeños. El túnel no fue bien recibido por la comunidad, por lo cual los resultados económicos después de un año de funcionamiento eran negativos, hecho que empeoró el 18 de noviembre de 1996 cuando un camión que era transportando en el tren que iba desde Francia a Inglaterra se incendió. La temperatura al interior del túnel alcanzó los 1.000 °C, poniendo en peligro la vida de las personas y también la estructura. La situación fue controlada por los bomberos y el túnel fue reparado y abrió nuevamente dos semanas después.

En el año de 1999 el proyecto alcanzó su éxito, transportando cerca de 7 millones de personas entre París, Londres y Bélgica.

Actualmente este medio de transporte es uno de los más usados entre los tres países, tiene una capacidad de transportar 600 trenes diarios en ambos sentidos.

El trayecto entre Londres y París tiene una duración de aproximadamente tres horas, cada tren alcanza una velocidad de 140 Km/h, y tiene longitud de 800 metros, permitiendo transportar 180 automóviles y 12 autobuses. Todo esto en un total de 195 km de recorrido (incluyendo 45 km de terminal británica y 50 km de terminal francesa).

infografia_Eurotúnel

Eurotúnel

También te puede interesar

Megaestructuras: el túnel del Canal de la Mancha

 

¡Comparte tus comentarios sobre este gigante del concreto submarino!

 

Nota aclaratoria de responsabilidad: Las observaciones contenidas en este documento son de carácter informativo y deben ser aplicadas y/o evaluadas por el constructor o usuario solamente en caso de considerarlas pertinentes. Por lo tanto, estas observaciones no comprometen a Argos, a sus filiales o a sus subordinados.

 


Promedio de valoración
    3.60 / 5 (5 votos)

Sobre el autor

Comunicadora Social y Periodista de la Universidad de Antioquia (2007). Especialista en Mercadeo de la universidad EAFIT (2015). Actualmente me desempeño como Jefe de Estrategia Digital en Argos. Como redactora he cubierto temas de cultura, medio ambiente e industria. Amo el arte en todas sus expresiones.


54.166.228.35

3 Responses to Túnel del Canal de la Mancha o Eurotúnel: gigante de concreto

    Hola…soy estudiante de geología y cmo se sabe este es un tema que a mi me compete y por lo tanto me gustaria saber que tipos de métodos geofisicos se utilizaran en los estudios preliminares de este proyecto….

    Responder a este comentario
    Angelines Velasco says:

    Hola … tengo problemas de corazón y quisiera saber si el eurotunel tiene problemas de presión … por este motivo no puedo viajar en avión .. alguien me puede informar ??? gracias

    Responder a este comentario
    Enrique Masias Herrera says:

    Es una obra magistral, felicitaciones para todas las personas que pensaron en esta gran obra de la ingeniería y bendiciones para los que llevaron a cabo hasta su inauguración, un orgullo de la ingeniería y otros profesionales que hicieron posible llevarse a cabo este gran proyecto que hoy es una realidad de mucha necesidad.

    Responder a este comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Archivo

En julio tenemos previsto hacer algunas actualizaciones en el diseño de la experiencia de esta sección.

Pronto podrás disfrutar de una plataforma renovada para aprender, compartir y crear nuevo conocimiento.