27 May 15

Sergio Palazzo: “La calidad nunca es un accidente”

Comenta »
Promedio de valoración
    5 / 5 (1 votos)
Tiempo de lectura 3 min

Crédito: Archivo Asocreto

En su más reciente visita a Colombia, donde participó como conferencista en el evento “Pavimentos de concreto: Dos retos – Dos realidades” en el marco de Expoconstrucción y Expodiseño 2015, el ingeniero brasilero Sergio Palazzo, de la firma PELLA Construções e Comércio Ltda de Brasil, dedicada entre otros a la construcción de pavimentos de concreto en autopistas y aeropuertos, compartió con nosotros su experiencia en la construcción de este tipo de estructuras en su país.

El ingeniero Palazzo comenta que el desarrollo del pavimento de concreto en Brasil inició en la década de 1950 con la construcción de diversas carreteras en los estados de Pernambuco y Paraíba, así como algunas calles en Río de Janeiro.

Sin embargo, no fue hasta la década de 1990 cuando se desarrollaron proyectos de gran magnitud en este material, los cuales incluyeron carreteras interestatales. Sergio Palazzo define estos proyectos como de “Segunda etapa, en la cual desarrollamos un trabajo para comprobar que el costo del pavimento de concreto es similar al de uno de otros materiales, porque en mi país se tenía la creencia de que era mucho más caro, lo cual no muchas veces es cierto”

En 1974 se construyó un tramo típico con dos calzadas, una de concreto y una de otro material. El desafío contó con el apoyo de la Universidad de Sao Paulo, teniendo un archivo que incluía los datos desde la licitación. Esto permitió realizar una comparación real sobre el desempeño de los dos materiales 22 años después (1996) de haber construido el tramo de prueba. Hoy, 19 años después de ese primer estudio de un pavimento que se diseñó para una vida útil de 20 años, se comprobó el buen desempeño del concreto como material para la construcción de pavimentos.

Para complementar el estudio, en 1998 se construyeron dos tramos adicionales de concreto 2,5 km de longitud, los cuales hoy siguen funcionando en óptimas condiciones, sin ningún mantenimiento ni reparación y por ende, sin ningún tipo de cierre. Estos tramos se construyeron en la autopista que conecta a Sao Paulo con Río de Janeiro, una ruta con un tráfico cercano a los 700.000 vehículos diarios, del cual el 30% corresponde a vehículos de carga. Los estudios de patología realizados recientemente a esos tramos mostraron pequeñas fisuras y pequeños daños en el pavimento, sin embargo, a la fecha, no ha podido realizarse el mantenimiento a la autopista debido al alto volumen de tráfico que circula por ella.

Con esto, se pueden determinar las ventajas del pavimento de concreto, dentro de las cuales se puede destacar no solo la menor área requerida para que un vehículo se detenga, el consumo de combustible e iluminación, sino los ahorros en dinero y en tiempo generados por los cierres viales, así como las muertes generadas por los mantenimientos.

Para el ingeniero Palazzo, un buen diseño se basa en contar con la información necesaria, y suficiente, con un nivel de detalle adecuado, que permita definir el método, los materiales, los equipos, la mano de obra, el plazo y el precio final de la inversión.

El ingeniero Palazzo concluye que los esfuerzos deben orientarse a saber por qué las vías construidas hace más de 30 años siguen comportándose de manera óptima, para transmitir esta información a las entidades gubernamentales encargadas de la definición de los proyectos de infraestructura, y finaliza con una frase que refleja su pensamiento: “La calidad nunca es un accidente”.

Nota aclaratoria de responsabilidad: Las observaciones contenidas en este documento son de carácter informativo y deben ser aplicadas y/o evaluadas por el constructor o usuario solamente en caso de considerarlas pertinentes. Por lo tanto, estas observaciones no comprometen a Argos, a sus filiales o a sus subordinados.

 


Promedio de valoración
    5 / 5 (1 votos)

Sobre el autor

Omar Javier Silva Ingeniero Civil Ciudad: Bogotá País: Colombia

Mi primer acercamiento con el concreto lo encontré de niño en uno de mis hobbies: los carros. Sabía que el concreto lo llevaban en unos camiones muy grandes, con algo atrás que daba vueltas. Esos vehículos siempre despertaban mi interés, además de que mi abuelo era ingeniero civil, constructor, y tal vez el concreto venía en la sangre... Soy ingeniero civil de la Pontificia Universidad Javeriana, con especialización en Tecnología de Construcción de Edificaciones de esa misma universidad. Desde el año 2007 estoy vinculado con la Asociación Colombiana de Productores de Concreto – Asocreto-, donde me desempeño como Jefe de Publicaciones.


54.81.76.247

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Archivo

En julio tenemos previsto hacer algunas actualizaciones en el diseño de la experiencia de esta sección.

Pronto podrás disfrutar de una plataforma renovada para aprender, compartir y crear nuevo conocimiento.