5 Ago 14

Juntas de construcción en edificaciones

1 Comentario »
Promedio de valoración
    4 / 5 (3 votos)
Tiempo de lectura 7 min

En el diseño de edificios de concreto reforzado, deben considerarse los cambios de volumen ocurridos por variaciones en la humedad y temperatura. La magnitud de las fuerzas relacionadas con esos cambios puede limitarse a través de las juntas de contracción y expansión que también son útiles para disminuir el agrietamiento.

Las juntas pueden ser planos de debilidad para controlar la ubicación de las grietas o líneas de aislamiento entre segmentos. Actualmente, no existe un único diseño que acomode los movimientos de un edificio ante las variaciones por temperatura o humedad; por esto, es muy frecuente que se realicen modelos empíricos que establecen la distancia entre las juntas de un edificio.


Crédito: © Flickr_Ana María León

Las prácticas empíricas para la determinación de la distancia adecuada en las juntas, en muchas ocasiones, no incluyen variables que controlan los cambios de volumen en los edificios de concreto reforzado. Entre estas omisiones, se suman la cantidad de movimiento térmicamente inducido que incluye el porcentaje de refuerzo, la restricción provista de cimentación, la geometría de la estructura así como las provisiones para aislamiento, enfriamiento y calentamiento.

Claro está, que las anteriores no son las únicas variables que afectan la cantidad de movimiento en un edificio. También lo hacen los materiales y las prácticas constructivas. Allí, toman relevancia las particularidades del cemento, los agregados y los procedimientos de curado, entre otros. Una vez todos estos aspectos son analizados, la construcción de la junta debe realizarse para funcionar según lo previsto y deseado.

La sección debilitada en una junta de contracción puede ser aserrada, ya sea sin refuerzo o con una parte de éste pasando a través de la junta. La junta de expansión es, en sí, una discontinuidad tanto del acero de refuerzo como del concreto lo que beneficia las variaciones por temperatura así como la contracción.


Crédito: © Flickr_mroczknj

El vaciado continuo de concreto en edificaciones, en múltiples ocasiones se hace imposible, lo que lleva a la necesidad de colocar juntas de construcción para establecer la secuencia del proceso en la colocación de éste. Este tipo de juntas, correctamente ubicadas y debidamente ejecutadas, proporcionan los límites para las colocaciones sucesivas de concreto, sin afectar adversamente la estructura. Una junta de construcción de aceptables características puede contar con una interface adherida que genere una superficie impermeable permitiendo la continuidad de la flexión y cortante en la misma. Sin esa continuidad, una región debilitada sirve como una junta de expansión o de contracción. La formación de ésta última da paso a un plano de debilidad. Algunas juntas de contracción llevan el apelativo de parciales debido a que permiten que una parte del acero pase a través de la junta.

Durante el proceso constructivo, para lograr una interfase bien adherida y a prueba de agua, se deben cumplir algunas condiciones antes la colocación del concreto en estado fresco. Cuando trascurren pocas horas entre los vaciados sucesivos, se necesita una revisión visual que garantice que hayan sido removidas las partículas sueltas o tierra presente.

El concreto nuevo será adherido al concreto previamente endurecido, siempre que el más reciente sea correctamente vibrado en todo su espesor. Asimismo, las juntas existentes con anterioridad deben ser sometidas a un proceso de limpieza que puede realizarse con un chorro de aire-agua o con un cepillo de alambre cuando el concreto aún esté lo suficientemente suave para retirar la lechada, pero también duro para evitar que se suelte el agregado. El concreto fraguado debe alistarse previamente con el método de “sand blast” o chorros de agua a presión elevada.

El ACI 318 establece que el concreto existente debe ser humedecido totalmente antes de colocarle concreto fresco. En el caso que el concreto haya sido colocado recientemente, no se requiere agua adicional pero el concreto ya seco puede requerir saturación de un día o más. Es importante recordar que no deben existir empozamientos en superficie en el momento de la colocación del nuevo material, basta con estar simplemente húmeda. El agua libre en la superficie incrementará la relación agua/material cementante del concreto nuevo en la interfase y disminuirá la resistencia de la adherencia.

La construcción de la cimbra juega un papel importante en la calidad de la junta. Se hace necesario minimizar el escurrimiento de mortero en la junta de la cimbra. Si el vaciado de concreto tiene un espesor superior a 15 cm, la posibilidad de escurrimiento se incrementa debido a la presión ejercida por el concreto en estado húmedo. El mortero que escapa bajo un tablero formará un borde delgado de material que deberá ser cortado antes de realizar el siguiente vaciado; si este escape no es retirado, ese borde no se adherirá al nuevo concreto y bajo carga, la deflexión en el elemento causará que la junta se abra.


Crédito: © Flickr_brick2dust

Ubicación de la junta

La localización de las juntas debe ser cuidadosamente analizada. Esto se debe a que tienen que ser ubicadas donde afecten menos la integridad estructural de los elementos bajo estudio, así como deben ser compatibles con la apariencia estética del edificio. Esta ubicación varía tanto por el tipo de elemento como por la capacidad constructiva. Es por esto que debe diferenciarse claramente si la junta será para vigas o losas cuya localización es similar o si es para columnas o muros.

En vigas o losas, la ubicación óptima para juntas colocadas perpendicularmente al refuerzo principal son los puntos de cortante mínimo o los puntos de inflexión. Por lo anterior, las juntas se ubican generalmente en el medio de la luz o en el tercio de las mismas, no sin antes consultar con un ingeniero estructural. En el caso que se presente una intersección de una viga con una vigueta, el ACI 318 sugiere que la junta de construcción en la vigueta sea desplazada a una distancia igual a dos veces el ancho de la viga incidente. Las juntas horizontales de construcción para losas y vigas no son recomendables.


Crédito: © Flickr_taviivat

El fin principal de la colocación de la junta es que se realice una transferencia de cortante y continuidad de flexión. Esto último se logra continuando el refuerzo a través de la junta con suficiente distancia para asegurar la longitud de desarrollo. La transferencia de cortante se proporciona por la fricción entre el concreto viejo y el nuevo, o por acción de anclaje en el refuerzo a través de la junta.

En el caso de columnas y muros de carga, las juntas de construcción deberán ubicarse en las partes inferiores de las losas de piso y vigas. Cuando estas juntas se localicen en la parte superior de las losas de piso para columnas que continúan en el piso siguiente, es necesario realizar el vaciado monolíticamente con la losa. Es importante considerar la arquitectura de la edificación con el fin de no afectar la estética con la ubicación de la junta.

La colocación de concreto en estado fresco en una superficie horizontal puede afectar la integridad estructural de la junta. El ACI 311.1R recomienda usar una capa de concreto con un poco más de cemento, arena y agua que la mezcla del diseño para la estructura. Esta mezcla deberá colocarse entre 10 a 15 cm de espesor y vibrarse totalmente con la mezcla regular colocada encima. Para columnas y muros, es importante dejarse reposar el concreto; por lo menos, dos horas antes de colocar los pisos siguientes con el fin de evitar grietas de asentamiento en losas y vigas, debido a la contracción vertical de muros y columnas previamente vaciados.

Las juntas de construcción, generalmente, se ubican a los lados de las columnas o en ubicaciones donde puedan jugar con la arquitectura del elemento. Debido a la criticidad de las esquinas de los edificios, es preferible evitar las juntas verticales de construcción en o cerca de las esquinas, para que la esquina sea anclada y sostenida adecuadamente. La transferencia de cortante en estos elementos deben ser tratados de forma semejante a los de vigas y losas.

Fuente: Juntas en las construcciones de concreto, ACI 224.3R-95 IMCYC 2013

Nota aclaratoria de responsabilidad: Las observaciones contenidas en este documento son de carácter informativo y deben ser aplicadas y/o evaluadas por el constructor o usuario solamente en caso de considerarlas pertinentes. Por lo tanto, estas observaciones no comprometen a Argos, a sus filiales o a sus subordinados.


Promedio de valoración
    4 / 5 (3 votos)

Sobre el autor

Comunicadora Social y Periodista de la Universidad de Antioquia (2007). Especialista en Mercadeo de la universidad EAFIT (2015). Actualmente me desempeño como Jefe de Estrategia Digital en Argos. Como redactora he cubierto temas de cultura, medio ambiente e industria. Amo el arte en todas sus expresiones.


54.166.228.35

One Response to Juntas de construcción en edificaciones

    JOSE LUIS BELTRAN VALADEZ says:

    hay un capitulo para juntas entre muros de block y muros de concreto, o muro de block vs muro de block.

    Responder a este comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Archivo

En julio tenemos previsto hacer algunas actualizaciones en el diseño de la experiencia de esta sección.

Pronto podrás disfrutar de una plataforma renovada para aprender, compartir y crear nuevo conocimiento.