28 Abr 11

Fast Track: Tecnología en los pavimentos

Comenta »
Promedio de valoración
    0 / 5 (0 votos)
Tiempo de lectura 4 min

Los pavimentos de concreto son la alternativa más acertada cuando se requiere construir obras viales para largos años y con un mínimo mantenimiento. Su principal diferencia con otras alternativas de pavimentación la constituye su prolongado periodo de vida útil con el mejor nivel de servicio y confort.

Los pavimentos de concreto han demostrado en innumerables aplicaciones alrededor del mundo su excelente desempeño en términos de capacidad portante y durabilidad. Muestra de ello puede encontrarse en Colombia donde las exigencias de los sistemas de transporte masivo pusieron en evidencia las virtudes de los pavimentos de concreto debido a la necesidad de contar con una estructura que garantizara el mínimo número de intervenciones para mantenimiento.

Pero las ventajas del pavimento de concreto van más allá y favorecen en el tema de la seguridad ya que le brindan a los vehículos una superficie que le garantiza al conductor el control permanente en la trayectoria de su vehículo y le ofrece menor distancia de frenado. Los pavimentos de concreto, permiten además mejorar el drenaje superficial de la vía debido al texturizado y posibilita la eliminación del hidroplaneo.

Con respeto a la construcción de pavimentos de concreto, a través de los años se han desarrollado diversas formas para las mejores prácticas constructivas de pavimento de concreto, algunas pautas se han introducido a especificaciones constructivas que imponen ciertos requisitos para distintas actividades de construcción.

De acuerdo a lo anterior, mirando hacia el futuro y previendo la competitividad de nuestro país, el pavimento de concreto se convierte en una alternativa técnica y económica viable en cualquier proyecto de pavimento.

Una desventaja que quizás puede presentar el pavimento de concreto es la demora para ponerlo en servicio, en especial cuando se emplea en la rehabilitación, sustitución de pavimento deteriorado o la construcción de pavimento en intersecciones viales, debido a la lenta evolución de resistencia del concreto que no permite colocar el pavimento en funcionamiento.

El efecto del tráfico vehicular durante la reparación o construcción de pavimento rígido en autopistas y avenidas ha sido un problema recurrente en muchos países para las autoridades de transporte, en particular en grandes aéreas metropolitanas.

La mayoría de los principales aeropuertos operan al límite de su capacidad, los aeropuertos no pueden tener pavimentos con bajo desempeño y arriesgarse a sufrir cierres de puertas de embarques  o una menor capacidad de aterrizaje y despegue debido a las frecuentes actividades de mantenimiento y reparación. Los aeródromos militares donde la necesidad de mantener condiciones operacionales óptimas también obliga a que los pavimentos brinden un desempeño satisfactorio mas allá de su vida útil.

Aun cuando un pavimento esté diseñado con la más alta calidad no tendrá un desempeño adecuado si no está construido correctamente. En pocas palabras, la calidad se incorpora al pavimento en el proceso constructivo.

Esta necesidad de crear pavimentos durables y hacer más efectivas las reparaciones de pavimentos lleva a que la tecnología del concreto desarrolle los concretos con resistencias altas a cortas edades, creando un producto más competitivo en el mercado de los pavimentos y ofreciendo una técnica de pavimento de concreto llamado Fast Track.

El pavimento de concreto fast Track es más que una mezcla de concreto, es más que un procedimiento de curado, más que una resistencia a temprana edad. El Fast track es un concepto que se concibe como un proceso total: desde la concepción inicial del proyecto el Fast Track tiene que considerarse cuidadosamente en cuanto a lo que puede hacer y su impacto en todo el proyecto.

El concreto Fast Track constituye una tecnología adecuada para la rehabilitación y refuerzo del pavimento, con una reducida alteración del tráfico. Mediante el proporcionamiento apropiado del concreto y técnicas de curado, es  posible obtener resistencias que permiten la puesta de servicio del pavimento a las 24 horas o menos. El pavimento resultante es de excepcional calidad con un costo relativamente bajo y ocasiona un mínimo de inconvenientes.

El Fast Track es un concreto diseñado para obtener altas resistencias iníciales que se aplica principalmente en pavimentos, especialmente en zonas urbanas y comerciales para reparaciones de tramos significativos de manera que no impeda el tránsito más de 24 horas. También se emplea en la pavimentación de tramos carreteros donde existe similar requerimiento y en aeropuertos.

Este material se caracteriza por la aplicación de dos tipos de aditivos: los plastificantes reductores de agua y los acelerdores de resistencia, para estos tipos de concreto se utilizan cementos de alta resistencia inicial y métodos de curado de inmersión que incrementan las resistencias en 24 horas.


Promedio de valoración
    0 / 5 (0 votos)

Sobre el autor

avatar
Jesús David Osorio ingeniero_civil Ciudad: Ocaña País: Colombia

Soy ingeniero Civil con especialidad en Gerencia de Calidad y Gerencia de Proyectos con 16 años de experiencia en el campo de la tecnología del concreto y sus aplicaciones en obras civiles. Como investigador me han interesado las patologías y la petrografía del concreto, el módulo de elasticidad, contracción y permeabilidad del concreto, así como la reactividad álcali de los agregados. Soy docente de cátedra en la Universidad Javeriana de Cali y actualmente trabajo en Argos como Asesor Técnico del Negocio Industrial. En los últimos años he trabajado en el desarrollo de estrategias de investigación enfocadas a la venta y al mercado de la construcción.


54.224.49.217

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Archivo