7 Sep

Coronamientos de pisos en concreto: ¿qué y cómo?

Comenta »
Promedio de valoración
    0 / 5 (0 votos)
Tiempo de lectura 4 min

En pisos de concreto con exigencias particulares en cuanto a uniformidad superficial, baja contracción, resistencia al desgaste, resistencia al impacto y, en algunos casos, aplicación de colores específicos, resistencia al deslizamiento (buena tracción) y/o resistencia al ataque químico, recibe tratamientos especiales como los coronamientos y los recubrimientos.

Piso en concreto

Los coronamientos que se colocan como tratamientos superficiales en pisos se pueden definir como capas suplementarias de morteros o de concretos especiales con agentes endurecedores que mejoran de manera sustancial la resistencia al desgaste; para ello, las capas pueden ser monolíticas, adheridas separadas o no adheridas. Cuando las condiciones abrasivas requieren concreto de resistencia excepcionalmente alta, es más económico aplicar un coronamiento de concreto usando una mezcla diferente.

Las mezclas para un coronamiento de concreto de alta resistencia deben hacerse con agregados especiales seleccionados por su dureza, textura superficial y forma de partícula. Elegir agregado de calidad y limitar la relación de agregado-cemento produce las siguientes propiedades deseables en los coronamientos:

  • Alta resistencia
  • Baja contracción
  • Resistencia a la abrasión
  • Buena tracción (no resbalosa)

Mezcla Coronamiento de Concreto

Si se disminuye la relación de agua-cemento o se incrementa la resistencia de la capa de apoyo, generalmente se mejora su resistencia a la abrasión. Agregar humo de sílice u otras puzolanas o escoria a la mezcla puede elevar la resistencia e incrementar la resistencia a la abrasión. Las mezclas de alta resistencia pueden ser susceptibles de secado superficial rápido y agrietamiento por contracción plástica. Un buen curado es esencial, no solamente para producir en el lecho superior una superficie dura, sino también para evitar esfuerzos de alabeo que podrían causar pérdida de adherencia antes de que se haya desarrollado resistencia de adherencia.

Coronamientos monolíticos:

Los coronamientos monolíticos se adhieren íntimamente a la losa por debajo de ellos, de modo que pueden ser delgados (13 a 25 mm). La losa base debe ser colocada y compactada y, posteriormente, llevada a sus elevación correcta con el concreto de capa de apoyo, el cual se vibra mientras la base esta aún plástica. De esta manera la capa de apoyo se convierte en parte del espesor estructural de la losa. Los procedimientos de construcción, tamaños del panel, juntas y arreglos de juntas son los mismos que para aquellos especificados para la losa misma.

El terrazo es un ejemplo de este tipo de coronamiento; es un material para pisos de concreto decorativo que típicamente se esmerila y se pule para descubrir el agregado coloreado en una matriz de cemento blanco o coloreado. Su superficie dura resiste mucho tiempo el desgaste, lo que lo hace adecuado para áreas de trabajo pesado y de mucho tránsito en donde se desea un buen aspecto.

Coronamiento monolítico

Coronamientos adheridos separados:

Las capas de coronamiento adheridas, por lo general, se colocan sobre el concreto endurecido de la primera capa después de varios días. El espesor mínimo suele ser de 15 mm, para que la capa superior quede debidamente “cosida” o integrada al sustrato de apoyo que le ofrece la capa inferior; en la preparación para el coronamiento, la losa debe hacerse áspera mecánicamente, de modo que el agregado grueso sea expuesto y la superficie pueda limpiarse de polvo y escombros.

La preparación puede hacerse por medio de rebajado a percusión seguido de sopleteado con arena o de sopleteado con perdigones pesados. Sin embargo, para las losas base con una capa gruesa de mortero cerca de la superficie, la acción de sacrificio no necesita exponer el agregado grueso de la losa base. Si el concreto de la losa base está caliente y seco, debe mojarse antes de recibir el coronamiento adherido. Después de mojada la superficie debe humedecerse (no debe haber agua libre).

Coronamientos adheridos separado

Coronamientos no adheridos separados:

Los coronamientos no adheridos se usan cuando la losa del piso existente está agrietada o, por alguna otra razón, no es adecuada para recibir un coronamiento completamente adherido, pero todavía es lo suficientemente sana para proporcionar una buena base para una losa nueva. La losa debe cubrirse con una hoja de polietileno como separación o papel a prueba de agua, para asegurar que no habrá adherencia entre la losa vieja y el nuevo coronamiento de concreto. El espesor del coronamiento no adherido debe dimensionarse con base en el diseño del espesor del piso.

En el diseño de un coronamiento no adherido colocado sobre una losa de concreto existente, puede usarse un valor grande para el módulo de reacción de la capa de apoyo; sin embargo, debe reconocerse que una losa de coronamiento no adherido está propensa a severo alabeo hacia arriba en las orillas y esquinas si se la coloca sobre una hoja deslizante de polietileno rompedora de adherencia sobre una base muy dura. Así pues, este tipo de construcción debe estar limitado a pisos que soporten tránsito peatonal y, cuando mucho, carretones muy ligeros.

Conclusión

El uso de agentes endurecedores de superficie, como los coronamientos, resulta ser una gran opción como acabado superficial en pisos que se van a someter a condiciones particulares y/o agresivas, ya que pueden incrementar la resistencia al desgaste.

 

Nota aclaratoria de responsabilidad: Las observaciones contenidas en este documento son de carácter informativo y deben ser aplicadas y/o evaluadas por el constructor o usuario solamente en caso de considerarlas pertinentes. Por lo tanto, estas observaciones no comprometen a Argos, a sus filiales o a sus subordinados.


Promedio de valoración
    0 / 5 (0 votos)

Sobre el autor

avatar
Omar Javier Silva Ingeniero Civil Ciudad: Bogotá País: Colombia

Mi primer acercamiento con el concreto lo encontré de niño en uno de mis hobbies: los carros. Sabía que el concreto lo llevaban en unos camiones muy grandes, con algo atrás que daba vueltas. Esos vehículos siempre despertaban mi interés, además de que mi abuelo era ingeniero civil, constructor, y tal vez el concreto venía en la sangre... Soy ingeniero civil de la Pontificia Universidad Javeriana, con especialización en Tecnología de Construcción de Edificaciones de esa misma universidad. Desde el año 2007 estoy vinculado con la Asociación Colombiana de Productores de Concreto – Asocreto-, donde me desempeño como Jefe de Publicaciones.


54.161.3.96

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Archivo