22 Sep 14

Burj Khalifa, récord en altura y bombeo de concreto

1 Comentario »
Promedio de valoración
    4.50 / 5 (2 votos)
Tiempo de lectura 4 min

Cuatro años después de su inauguración, el Burj Khalifa conserva aún el récord del edificio más alto del mundo y también el de bombeo de concreto a mayor altura. Con una estructura compuesta por concreto reforzado durante los primeros 560 metros (156 pisos) donde se utilizaron aproximadamente 250.000 m3 de concreto y un diseño arquitectónico novedoso, este proyecto se convirtió en todo un desafío para la ingeniería no solamente por la altura de la edificación sino también por los procedimientos y las técnicas utilizadas en la construcción, tal como lo fue el bombeo del concreto.

La construcción principal del edificio estuvo a cargo de la firma surcoreana Samsung Engineering & Construction, que también realizó el Taipei 101 y las Torres Petronas. El diseño estuvo a cargo de la empresa Skidmore, Owings and Merril, diseñadores de la Torre Sears de Chicago.

Crédito: Flickr – Jason Mrachina

La geometría triaxial de Burj Khalifa representa una flor nativa del desierto (Hymenocallis blanca de seis pétalos, cultivada en regiones de India y Dubái). También tuvo como fuente de inspiración el edificio de una milla de altura diseñado por Frank Lloyd Wright, el cual nunca fue construido. La base central del edificio cuenta con un núcleo y tres secciones laterales que sobresalen y que ascienden hasta diferentes alturas, lo cual hace que la estructura del edificio a medida que crece sea más estrecha y que la forma de escalera que adopta sirva como diseño efectivo contra las cargas de viento. Cada ala del Burj Khalifa, con su núcleo y columnas construidas en concreto de alto desempeño, lleva una estructura extremadamente rígida contra la torsión.

En la construcción del edificio se usaron cerca de 40.000 camiones de concreto. Debido a las condiciones extremas de la zona, fue necesario tomar varias medidas de protección para el concreto. Cuando se fundieron los pilotes, se aplicaron sistemas especiales de protección como impermeabilización de la superficie e incorporación de inhibidores de corrosión a la mezcla. Con la elevada temperatura de Dubái, la cual puede alcanzar los 50°C durante el día, se decidió vaciar el concreto en las noches y además adicionar hielo al diseño de la mezcla.

En la cimentación del edificio se utilizaron cerca de 45.000 m3 de concreto. Con una losa de cimentación de 3,7 metros de espesor, la estructura se dividió en cuatro partes (tres alas y el núcleo central). La placa a su vez está integrada con un sistema de 192 pilotes 1,5 m de diámetro y casi 50 metros de profundidad. Cada pilote se encuentra a una distancia mínima de 3,75 metros de otro (entre centros). Los pilotes fueron sometidos tanto a ensayos de carga estática y dinámica, también se hicieron ensayos sónicos con el fin de evaluar el comportamiento de carga-asentamiento para la carga prevista y verificar la hipótesis de diseño.

Para garantizar el bombeo del concreto como insumo principal de la estructura del Burj Kalifa, se desarrollaron bombas estacionarias de súper alta presión propulsadas por un motor diésel de 470 KW, las cuales tenían un rendimiento máximo teórico de 71 m3/hora. En total en el proyecto fueron utilizadas tres bombas de este tipo, adicionalmente para bombeos secundarios se usó una bomba de 200 KW y rendimiento máximo de 110 m3/hora, la cual estaba localizada en el piso 124.

El proyecto contó con cinco líneas diferentes de bombeo de acuerdo a requerimientos y programación. En este proyecto fueron bombeados aproximadamente unos 164.000 m3 de concreto.

Crédito: Flickr – Ryan Lackey

La construcción del Burj Khalifa tiene varios reconocimientos a nivel mundial, no solo el del edificio más alto del mundo sino también el de una de las cimentaciones más grandes y el de bombeo de concreto a gran altura, al igual que el volumen total de concreto utilizado en una edificación. Sin duda este proyecto se convirtió en un referente mundial para los diseñadores y constructores de rascacielos. Aunque se han conocido más proyectos que buscan sobrepasar los 829,8 metros del Burj Khalifa, este edificio continuará siendo uno de los proyectos más relevantes de toda la historia, debido a la combinación extraordinaria de arquitectura e ingeniería.

Crédito: Flickr – Nicolas Lannuzel

Comparte tu opinión sobre este proyecto.

Nota aclaratoria de responsabilidad: Las observaciones contenidas en este documento son de carácter informativo y deben ser aplicadas y/o evaluadas por el constructor o usuario solamente en caso de considerarlas pertinentes. Por lo tanto, estas observaciones no comprometen a Argos, a sus filiales o a sus subordinados.


Promedio de valoración
    4.50 / 5 (2 votos)

Sobre el autor

avatar
Redacción 360° en concreto otro Ciudad: País: Colombia

Comunicadora Social y Periodista de la Universidad de Antioquia (2007). Especialista en Mercadeo de la universidad EAFIT (2015). Actualmente me desempeño como Jefe de Estrategia Digital en Argos. Como redactora he cubierto temas de cultura, medio ambiente e industria. Amo el arte en todas sus expresiones.


54.224.151.24

One Response to Burj Khalifa, récord en altura y bombeo de concreto

    avatar
    Responder a este comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Archivo