1 Sep 14

Analizando el concreto: ¿Cuándo hacer uso de un estudio petrográfico? Parte 2

2 Comentarios »
Promedio de valoración
    4.50 / 5 (2 votos)
Tiempo de lectura 6 min

 


Crédito: Flickr – Travis Gray

Elaboración de un informe petrográfico

Así como se ha venido comentando, es importante mantener constante comunicación con el petrógrafo. Este estudio, a diferencia de los ensayos normalmente realizados al concreto, logra un mejor acercamiento a la causa real de la falla si se cuenta con mayor información con respecto a datos de antiguos ensayos, condiciones a las que se ha expuesto el concreto y datos históricos y diseño de la estructura.

Una información muy relevante para el petrógrafo son las fotografías del defecto encontrado en la estructura; sin embargo, ellas por si solas no son muy dicientes al realizar el informe. Si éstas vienen acompañadas por un esquema donde se esboce la estructura y el lugar donde fue encontrado el defecto, entonces pueden revelar datos muy importantes que determinen las posibles causas que llevaron a la estructura a presentar la falla.

En cuanto al informe, no existe como tal un formato o documento que indique cómo y qué debe incluir el mismo, ya que esto depende del petrógrafo que lo realice;a pesar de esto, es usual encontrar la misma información en estos reportes. En la introducción, por ejemplo, se brinda toda la información concerniente a la toma de muestra, el tipo de problema que está presentando la estructura y una descripción del proyecto. Más adelante, se indica el tamaño de la muestra, el estado de la superficie, textura, estado del recubrimiento, estado de los agregados y descripción de la falla encontrada.

Posteriormente, se profundiza más en datos como el tamaño y gradación de los agregados, angulosidad, distribución de los agregados que indique si ocurrió segregación, descripción de los minerales encontrados, presencia de carbonatación, contenido de aire, color de la pasta, presencia de adiciones, fibras, entre otros. Con las observaciones realizadas en el estudio es posible indicar el grado de adherencia o estado de la interfaz agregados–pasta, así como dureza de la muestra.

De otro lado, y después de realizar todos los análisis posibles al concreto, se puede llegar a conclusiones más contundentes y que verdaderamente indiquen los hechos que afectaron a la estructura. Estos análisis indican la presencia de microfisuras y la ubicación de las mismas, el grado de hidratación del cemento, relación agua/cemento, presencia de canales de exudación y presencia de depósitos de sustancias en grietas y oquedades, las cuales deben ser identificadas, ya que ellas son muestra de las reacciones que posiblemente se estén realizando en el concreto, o infiltraciones de otras sustancias. Por ejemplo, el hallazgo de hidróxido de calcio, indica que el concreto se ha encontrado saturado de agua y esto ha generado unas reacciones específicas cuyo producto es la sustancia mencionada.

Al igual que en otros reportes, se debe indicar el ensayo realizado y una descripción del mismo de acuerdo a la norma técnica vigente. Si el ensayo es exclusivo del laboratorio, deber ser explicado lo más detallado posible, para dar a conocer el procedimiento y evitar refutaciones por malas prácticas. Una descripción de los equipos utilizados, microscopios ópticos o electrónicos también es conveniente, al igual que las fechas de las calibraciones realizadas a los mismos.


Crédito: Flickr – Birmingham Museum and Art Gallery

¿Y si el petrógrafo no encuentra respuestas?

Es posible que por medio de un estudio petrográfico no se encuentren respuestas inmediatas, pero esto no es motivo de alarma. Dado que este tipo de estudios son tan delicados y requeridos para litigios, es muy importante asegurarse de que las hipótesis de fallas inicialmente planteadas sean acertadas.

Por todo esto, cuando un petrógrafo no logra llegar a una conclusión, es necesario hacer uso de otros profesionales y técnicas que aclaren las dudas que se puedan estar presentando. Estos ensayos están encaminados, generalmente, a la identificación de sustancias presentes en las muestras. Por ello, son técnicas de análisis químicos o en algunos casos físicos.

Algunos de los ensayos extras que se puedan requerir son:

• Análisis infrarrojo para identificación de sustancias orgánicas.
• Exámenes químicos para evaluar contenido de cloruros y potencial de corrosión en el acero embebido en el concreto.
• Análisis térmico para identificar productos de hidratación.
• Ensayos de compresión y demás ensayos físicos que evalúen las propiedades del concreto.
• Ensayo de rayos X y fluorescencia para determinar cantidades y presencia de otras sustancias químicas.

Mediante los resultados de todos los ensayos mencionados anteriormente, es posible identificar cuál de los materiales utilizados en la fabricación de la mezcla del concreto es el que presenta defectos y, con ello, tomar las medidas necesarias. En caso que los agregados sean los que presenten propiedades deficientes, es posible requerir ensayos propios de la geología para predecir su comportamiento.


Crédito: Flickr – PNNL Pacific Northwest National Laboratory

Normatividad

Al igual que la mayoría de ensayos que se realizan al concreto, los procedimientos utilizados por la petrografía también se encuentran normalizados por las normas NTC 3773 y NTC 3774, donde se especifica la metodología de análisis para los agregados y para muestras de concreto en estado endurecido, respectivamente, y que se basan en las normas Americanas ASTM C 295 y ASTM C 856. Aún así, nuevos procedimientos se están desarrollando con el fin de brindar resultados más rápidos y confiables. Uno de estos nuevos ensayos es la determinación de la microdureza del concreto. Éste se basa en la marcación de una huella con un equipo de punta de diamante en un muestra de concreto, por medio de una fotomicrografía calcular la relación agua/material cementante del concreto y, por otro, lado conocer la microdureza del mismo.

Conclusión

Puede afirmarse que los métodos petrográficos son los que mayor información pueden brindar durante una investigación. Contrario a un ensayo convencional que se realice al concreto, como por ejemplo el de resistencia a la compresión, la petrografía no tiene un procedimiento único y sus informes contienen resultados que no son de fácil interpretación y que no pueden ser comparados con los resultados de otros ensayos. Es por esto que un profesional en la petrografía debe ser una persona muy instruida en el trabajo meticuloso y que comprenda y analice los diferentes patrones que se puedan presentar en el concreto.

Bibliografía

• POWERS, Laura J. The power of petrography. Structure Magazine.25-28. Enero 2006
• POWERS, Laura J. Petrography as a concrete repair tool. Concrete Repair Bulletin. 22-25. Enero/Febrero 2002
• POWERS, Laura J. Petrography provide results; gives insight into concrete distress. The concrete producer [en línea] 1991 [Fecha de consulta: 25 de junio de 2014]. Disponible en: http://www.theconcreteproducer.com/Images/Petrography%20Provides%20Results%3B%20Gives%20Insight%20into%20Concrete%20Distress_tcm77-1305140.pdf
• LOZANO Peña, Jorge Enrique. La petrografía, una herramienta de control de calidad y diagnóstico de lesiones en la industria de la construcción. Revista UNAL. [en línea] [Fecha de consulta: 26 de junio de 2014] Disponible en: < http://www.revistas.unal.edu.co/index.php/email/article/view/1182/2169>

Nota aclaratoria de responsabilidad: Las observaciones contenidas en este documento son de carácter informativo y deben ser aplicadas y/o evaluadas por el constructor o usuario solamente en caso de considerarlas pertinentes. Por lo tanto, estas observaciones no comprometen a Argos, a sus filiales o a sus subordinados.


Promedio de valoración
    4.50 / 5 (2 votos)

Sobre el autor

Comunicadora Social y Periodista de la Universidad de Antioquia (2007). Especialista en Mercadeo de la universidad EAFIT (2015). Actualmente me desempeño como Jefe de Estrategia Digital en Argos. Como redactora he cubierto temas de cultura, medio ambiente e industria. Amo el arte en todas sus expresiones.


54.166.228.35

2 Responses to Analizando el concreto: ¿Cuándo hacer uso de un estudio petrográfico? Parte 2

    Redacción 360° en concreto says:

    Sergio muchas gracias por el comentario y por la sugerencia. Le haré extensivo este mensaje a todo nuestro equipo editorial.

    Saludos,

    Verónica Echeverry.

    Responder a este comentario

    excelente articulo y sencillo, podría ahondar mas en un tercer articulo sobre lo que se puede esperar y que resultados se puede pedir. Los métodos normativos vigentes. Gracias excelente blog

    Responder a este comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Archivo

En julio tenemos previsto hacer algunas actualizaciones en el diseño de la experiencia de esta sección.

Pronto podrás disfrutar de una plataforma renovada para aprender, compartir y crear nuevo conocimiento.